domingo, 21 de septiembre de 2008

Mythbusters

El Pelón Metoerces: Hola, bienvenidos a una edición más de Mythbusters bla bla bla bla...

El otro wey: Simón, en el programa de hoy queremos bla bla bla bla...

El Pelón Tencajo: Y para comenzar tenemos a nuestro padre y reportero estrella BuenasChambas, que nos va a demostrar la falsedad del siguiente...

Mito: "Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad"

BuenasChambas: Pues si, fíjate pinche Pelón Melames que es puro pedo esa mamada de que los niños y los borrachos dicen la verdad, y para comprobarlo les voy a contar una anécdota que me sucedió ya hace unos años...

Corría el año de 1997, el sol del mediodía calentaba las tranquilas calles de mi vecindario de adolescencia. Salí de mi casa dispuesto a pendejear un rato con el buen Checo Chaquetas y cuando hube recorrido la cuadra y media hasta su casa, toqué el timbre y una voz que sonaba bastante ahuevonada me gritó desde el interior "ayyy vaaaa", a lo cual no tuve más remedio que esperar de pie afuera de su casa.

Luego de aproximadamente un minuto de espera silenciosa, al levantar la mirada, pude notar que se aproximaba caminando por la banqueta un señor de baja estatura, de tez morena, bigote, y lo más notorio: ORINADO de pedo. Su caminar recorría zigzagueante la banqueta sobre la cual yo me encontraba y al ubicarse lo suficientemente cerca, se aproximó a mi con una sonrisa deforme por los estragos del alcohol en exceso y me dijo de la manera más borrachísima buenaonda: 

Don Ahogado de Pedo: Oiyeee, es que yio quierooo ser tu amigooo

BuenasChambas: Mmmmm?? :S  Ooooookey

Don Ahogado de Pedo: Ppppero en seriooo, no me tires a loco, yio quiero que seamos amigos, neta

BuenasChambas: No ps ta bien Don, vamos a ser amigos no hay pedo

Total que para no hacerles el cuento muy extenso, el Don me estuvo chingando como por 10 minutos que quería ser mi amigo y la chingada, y yo queriéndome ver bien buen pedo y pensando en que igual pudiera tener hijas chidas, ps le decía que simón que no había pedo, que eramos brothers y la puta madre.

Ya cuando pude convencerlo de que sí eramos cuates del alma y casi me juró que ibamos a ser compadres y la gerber, siguió su lastimera jornada briagadal rumbo a su hogar. Me empezó a valer madres en relación directa con la distancia que recorría el cabrón y no'más se me quedó la sonrisa burlona de ver tales desfiguros en un señor con facha de responsable.

Luego de un par de días me topé con el mismo Don, pero completamente sobrio sobre la misma acera. Me disponía gentil y sonriente a saludarlo cuando el wey, apretando el paso, puso la cara más seria del mundo y avanzó muy presuroso junto a mí sin siquiera voltear o hacer mueca alguna.

Fue la primera vez que me dí cuenta que la amistad eterna es puro pedo, y que los borrachos y los niños NO siempre dicen la verdad.

5 comentarios:

Mar dijo...

Los borrachos siempre dicen la verdad.
Que no la recuerden cuando están sobrios, es diferente.

Ja.

worker dijo...

Mira los borrachos siempre dicen la verdad, pero la diferencia es q despues de unos cuantos pomillos coquetones se pierde el pudor y la descencia y al momento en el que uno recobra la sobriedad regresa igual la descencia y el pudor aunados a una cruda moral medio de la verga, por eso uno se hace wey.

jess dijo...

Pues a mí me han jurado amor eterno los domingos a las 4 am, y el lunes resulta que andan pidiéndome ser su testigo de matrimonio.

Apoco no es una gran jalada eso.
jajajaja!!

órales pues... yo quiero ser tu amiga toda la vida Propulsorito!! =D

Saludossss!!!

Aerín dijo...

¿Puedooo ser tuuu amigaaaaa?

Jaja, rifada anécdota, pinche gente loca que se encuentra en la calle.

Un besito!

Natalia M dijo...

jajajaja chale, que mal pedo, así perdiste a tu amigo del alma! tristee