lunes, 30 de junio de 2008

Nuevo amor platónico

Luego de algunos minutos de observarla supe que era ella. Guapa, talentosa, hábil, con mirada inocente y actitud pecaminosa. Tuvieron que pasar muchos años de intensa búsqueda desde aquel instante en que quedé pasmado con Kacey, para volver a tener esa sensación de haber descubierto algo grande, algo divino.

El wero me ha llamado sensei en esos temas, cree en mí como en el líder espiritual que siempre está en el lugar indicado descubriendo novedades increibles. Soy como el dj puntero que siempre tiene nuevas canciones que recomendar, los nuevos hits que vienen frescos de la disquera, el que se zambulle entre las tiendas de música más underground para recopilar el material más talentoso, el más selecto.

Razones sobran para estar seguro que ella tiene lo que se necesita para quedarse en el trono. En mi criterio experto no podría estar más convencido de la decisión. Quizá sólo un discípulo tan conocedor como el wero, que ha seguido de cerca mis enseñanzas y que fue el único en comprender la caja mágica en su totalidad, será capaz de entender todos los criterios que se deben cumplir para merecer el nombramiento que hasta ahora, sólo la mítica Kacey había logrado.

Damas y caballeros, amantes de las bellas artes... me complazco en presentarles a la nueva Diosa de Diosas, a la fantasía hecha mujer... la nueva princesa del porno:

Maria Ozawa *

Yo si le pongo casa en Miami... ¿apoco ustedes no?

Obvio si, pero se la pelan porque yo la vi primero ¡ja-ja!

Si alguien conoce una amiga/prima/hermana/cuñada/compañera de trabajo que se parezca a Maria Ozawa tanto físicamente, como en actitud, les agradeceré que me envíen datos al respecto lo antes posible... es que se me perdió una igualita.


(* para mayores detalles consulten "Maria Ozawa" en www.youporn.com, además, si tienen oportunidad de darle un vistazo a su bio, verán que sigue anotando puntos a favor por el lado que la vean)

domingo, 29 de junio de 2008

Dieta mis polainas

Deveras, no necesitan dietas para bajar de peso.

Enfermense culerísimo del estómago y asunto arreglado, me cae.

Pinche slim-fast, pélatela culero!

lunes, 23 de junio de 2008

Hay de DJs a DJs

No mams, el jueves pasado fuí a Life a ver al maestro Lee Burridge darnos un apantalladón de técnica, estilo, gusto y habilidad en las tornamesas. A las dos rolas que subió él a las tornas comenzó un trance masivo que sacudió el lugar con los ritmos más extravagantes y las mezclas más sofisticadas durante poco más de 3 horas, en las que la audiencia no dejó de bailar enloquecida.

Yo, personalmente, me cagué como tres días no'mas por haberlo visto y escuchado en primera fila.

miércoles, 18 de junio de 2008

Ahh pinche raza

Me acuerdo que una vez para una clase universitaria de civismo disfrazado de "Desarrollo socioeconómico y suprapolítico analítico reversivo con tres vueltas a la manzana y dos locales en el mercado de las carnitas" teníamos un viaje de esos que en primaria se llamaban excursiones.

El pedo era ir al chingado palacio de San Lázaro a ver cómo una bola de cabrones entre que le hacen a la mamada y entre que dirigen este país por la ruta más corta a chingar a su madre o morir en el intento.

PS total que pinche cita a las 6 am en el campus para de ahí lanzarnos y todo el pedo, pinche desmañanada culera, chingos de frío, y ps total que ya ibamos en el puto camioncito este mierdero valiendo vergas, somnolientos, callados, y algunos ¿por qué negarlo? Rascándonos los huevos, si, es la verdad.

Uno de los compañeros de clase, finísima persona de agronomía, daba todos los signos de haberse desayunado un kilo de azucar con tres red-bull y dos tachas. Andaba chingando la marrana por todo el chingado camioncito chingando gente y haciendo un cagadero. En eso, que derrepente ya casi cuando ibamos a tomar carretera le dice a la maestra: "Oiga maestra, hace mucho frío... ¿¿cómo ve si ahorita para alivianarnos pasamos por unas guerreras??"

Todo quedó en silencio, como de esos comentarios complétamente fuera de lugar que uno a veces hace cuando la ebriedad o así; la maestra, mujer de unos cincuenta y tantos años, se quedó pasmada, como buscando rápidamente en su mente la mejor manera de manejar la situación estando a cargo del grupo. Pasaron algunos incómodos segundos para todos, yo sólo podía pensar: "Este hijo de la verga, no mames, se pasó de pendejo, lo van a cagotear 10000 veces... pero, que buena idea eso de ir por unas guerreras, así si, pinche viaje a toda madre, ya no'mas unos pistos de contrabando y la mejor aventura del semestre".

Con todo el grupo pasmado, medio segundo antes de que la profesora pudiera haber pronunciado cualquier palabra, le dice este wey con la inocencia más fingida que he visto nunca: "...si maestra, de esas chamarritas largas que son bien calientitas... ¿¿o cómo se llaman??", voltea a ver a la banda todo risueño y con mueca de niño travieso dice "¡ahh si!... Cazadoras!!"

viernes, 6 de junio de 2008

Gran Turismo

Total que me lancé al pedaturismo a la capital del desmadre, las malas mañas, los antros baratos, el alcohol adulterado, las zonas de besos, las pacas de a kilo, los tuneles de piedra, los mercados de artesanías, las estudiantes dedicadas y los problemas de tiro parabólico.

Y pues ya, buen pedo, todo groovie, buena onda, agustín melgar, me desperté el martes, le llamé a la primavera mejor conocida en este blog como la Paris Hilton de Cortazar y fuimos a desayunar en medio de un puente, platicamos cualquier cantidad de trivialidades que resultaban en momentos no tan triviales y ps buen pedo el asunto terminando la sobremesa nos fuimos a resolverle la vida a una canica; claro, todo con el pretexto de aprender a usar una lata.

Cuando hubimos bordeado el pequeño cerro, al atravesar poco presurosos un callejón como cualquier otro, apareció frente a nosotros una puerta mágica que nos decía "iraa veeeen". Accedimos a la invitación sin hacer gestos específicos, dentro del recinto se encontraban personajes mitológicos de la fiesta dura y los cuartos móviles.

Luego de ayudar con el destino de una canica perdida decidimos bajar a los infiernos del vicio y la perdición a llenarnos de victorias que no eran Beckham ni Secret. Una vez comenzada la beberecua el ritmo drinkteam se hizo presente, al igual que los chistes, los concursos bizarros y la música de cuerdas vibrantes.

La banda se dispersó y nos dirigimos a la guarida del topo, que no tiene nada que ver con procesos digestivos, sino con somebody that I happend to know. Doscientos milisegundos bastaron para convencer a la heroína de acompañarnos con unas frías y unas botas.

Con las tostadas bien tostadas y las frías bien frías se abrió el camino que marcaría el resto del día. Habiendo disfrutado de las agradables compañías, nos dispersamos nuevamente, sólo para tener motivos de alegría al volver a vernos un rato más tarde.

Por razones de falta de potasio la heroína nos abandonó en el camino del exceso. Reanudamos la actividad etílica por tercera ocasión ese día en un lugar de aspectos agradables e impresiones deportivas desalentadoras. Entre gente agradable, jóvenes besucones, vatos pedófilos (Tavo, ni te apuntes) y nachos sensuales la tarde se hizo noche y la banda se hizo borracha.

Nos dirigimos al lugar de moda, de clichés, de "ahí nos vemos"... el de siempre, el de los cuentos míticos, el de las puertas grandes, el de los adulterios líquidos más irreverentes de la historia: el grill.

No pienso describir las sombras borrascosas de la salvación ajena, ni la manera en que irresistiblemente me resistieron, tampoco pienso siquiera mencionar los besos que no recuerdo. Lo que si pienso hacer es describir como, como siempre, me encontré a sultano y perengano y mangano, con quienes brindé a la salud de la bella noche que hacía.

A pocos he de sorprender ya con la típica historia de que me quedé dormido en la peda, de que me quedé dormido en el table, de que me quedé dormido en el antro. No no no, ya acostumbré a mi gente a saber que nunca es mal tiempo para soñar. Pero no pongan en tela de juicio el que no he perdido mi capacidad de sorprender a propios y extraños en los momentos más inadecuados.

Pues para no variar, como cada "de tanto en tanto" apliqué el sueño reparador en algún punto de la bella noche, no me pregunten en qué momento porque para eso, para eso no tengo respuesta. Lo que si recuerdo es a la mañana siguiente abrir lentamente los ojos, que nunca los he podido abrir mucho que digamos, pero algo es algo dijo un calvo. Cuando pude enfocar al punto suficiente, y pude resolver las matemáticas complejas de la cruda mañanera, se abalanzó en mi rostro la expresión de más grande asombro de los últimos tiempos.

Usted, amable lector, aseguro que no es capaz de concebir lo que estaba frente a mis ojos esa mañana. Yo mismo que me conozco de toda la vida jamás hubiera pensado que yo lograría algo así en mi vida, ni yendo a bailar a chalma. Le di muchas vueltas al asunto, no me explicaba cómo había podido suceder. Luego de la impresión de sorpresa se dibujó intuitivamente una sonrisa en mi rostro y creo que hasta en algún punto emití alguna risa que se dispersó en el ambiente de poca luz.

Caminé algunos pasos hasta donde me sentí en confianza y decidí utilizar mi dispositivo de comunicación móvil para eso que todos llaman "pasar el chisme"...

- A que no te imaginas en dónde estoy!
- Mmmm, no sé, dónde??
- No, no no mames, me saqué un 100! como nadie en la vida, deveras!
- Ay caray, ps qué pasó??
- No, deveras que si, me paso de rosca a veces...
- Bueno ya, dime, qué pedo??
- Es que, jejejeje, no mames, amanecí en el puto Grill!!
- Jajajajajajajajajajajajajajajajaja.... jajajajajajajajaja

...jajajajajajajaja...

- No me simpatizas! ya me voy a dormir al VIP en lo que alguien llega...