miércoles, 9 de abril de 2008

instante

Tus ojos eran diferentes,
tu mirada, tu mirada no era tu mirada
ni era mía... ni tú eras tú, ni yo era yo,
el momento mismo se extendió interminable
como el manto de un líquido derramado.

Navegué por lo que parecieron horas
remando contracorriente,
pero toda tú eras inevitable;
te miré por todos lados que mi vista cruzó
pero no eras tú y tampoco era yo.
Te llamé hacia mí, con voz prestada.
Llegaste a mi con mirada ajena.
Quise creer que aun dormitaba.
Hiciste creer que te soñaba.

Por un instante se apagó el sol,
el cuerpo no respondía, abandonado.
Mi mano sostenía un sueño entre dedos.
Tu boca sostenía un beso entre labios.

Recordé cada mirada, cada palabra,
cada risa, cada paso en tu sendero.
De pronto todo revoloteó en mi cabeza
como las olas del mar en tu playa.

Se redujo a granos de arena,
que rodaron lentos por tu cuerpo,
y cayeron... y rodaron...
y encontraron su lugar entre tus pasos.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

que bonito
xoxo
pau

Nitta Gio Sayuri dijo...

Wow! Si que andas inspirado, pero si necesitas más inspiración yo puedo ser tu musa ;)

Besos!

Anónimo dijo...

Que mal... las personas cambian, todos cambiamos...

coral dijo...

ingenieroooo!!! cuanta inspiración!

Anónimo dijo...

que pedo!, no mames ya se acabo la temporada donde te desbordabas las nueronas, nel ni madres insitas a desertar de tu blog

Hannah dijo...

...... si te vienen a contar cositas malas de mi, manda a todos a volar y dile que yo no fui....

bla bla bla bla bla bla bla

bla bla bla bla bla bla

bla bla bla

tengo weva...

Y en quien chingados te inspiraste..

Miss Nitro ® dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BuenasChambas dijo...

nvnrpvnefnweufpwevsdjvnzpsldvf

Tu Gitana dijo...

bueno, muy bueno