miércoles, 2 de agosto de 2006

a qué sabe la soledad...?

Alguien en la pantalla se pregunta:
a qué sabe la soledad...?
solo atino a reponder:
la soledad sabe a vacío, a morder el aire cuando el mismo aroma lo ha abandonado... sabe al tormento de saberte sólo... sabe a la ausencia de tu fé perdida... dichosos los ignorantes que nunca saben que están solos, porque para los que sabemos, la soledad nos taladra los ojos y nos seca el aliento...
prosigo mi texto en estas líneas que brotan de mis dedos y de mi alma:
nadie que haya sido inmerso en esta oscuridad tumultuosa ha podido jamás determinar a ciencia cierta: a qué sabe la soledad... no se pueden determinar las cualidades de algo cuando te han dejado sin sentidos... cuando tu existir transcurre entre sensaciones incípidas que no llegan realmente a tu interior, cuando el sentir se vuelve meramente físico, meramente cuestión del tacto y no del alma que llena de vida el cuerpo.
la soledad es el más desgarrador de los recuerdos de haber conocido la luz, de haber tocado con las propias manos la esencia de la felicidad, sólo para terminar nuevamente con las manos vacías, con los ojos vacíos... la soledad es esa insaciable hambre del alma, la que nos impulsa a caminar en círculos, a probar todo lo que nos rodea para darnos cuenta que eso que hubo ya no está más.
hace unos días que no pruebo bocado de vida, hace algunos días que no tengo cómo sustentar mi hambre... los ojos se me nublan ante tu inminente ausencia; la soledad se asoma, sonríe emocionada... sabe que me gusta, que la disfruto... pero no, no ahora, es ella a quien menos espero, por quien menos pido y por quien más me aterro. Ella misma ignora que me pesa tu vacío aún cuando no lo he sentido por completo, me aterra saberte ausente, lejos de mi, en otros brazos.
prefiero beber toda mi sangre, masticar mis ojos, pisotear mis labios... quemar mis manos con el fuego que arde incontrolable en mi interior; prenderle fuego a mi lengua que te ha probado en palabras, en te quieros... cualquier tormento es bienvenido antes que probar esa arena granulosa de la soledad.
no me apartes de tus ojos, no te apartes de los míos... permíteme seguir de pié en tu horizonte lleno de vida, no me apartes de la gota de esperanza que inunda el mar de mis ojos tristes; no permitas en verdad que suceda en mi el ocaso que me espera...
hoy, el título de un álbum me ha dejado pensando en el futuro, en el presente, en mi vivir... que buen disco ha grabado mike, mitad de los DD twins; su música me inspira a buscarte a mi lado, en mis brazos, sobre mis manos... pero no he de encontrarte en mi, yo sé que no son mis manos... sólo miro en la portada el título del álbum:
The last dance of the Mexican Soul
y no hay más, mis ojos apagan mis oidos y mi mente se vuelve gris.


2 comentarios:

l@ hija de Jaime el Duende dijo...

te mamaste y no te alkanzas...
eso es precisamente lo ke siento por el cabron ke te konte...aunke kon cierta diferencia ya ke no se si la persona de la ke me enamore realmente existio solo me dejo la sensación de sentirme en otro lugar donde hasta el momento la unika salida es el...espero ke tu historia se escriba de un modo en el ke al final kon o sin ella puedas seguir kontigo por ke desde ke no se de el no me siento dentro de mi 0jala algun día puedas lograr llenar ese vacío y escribir un buen final...bien se dice ke en el amor hay ke sufrir kuidate mucho
atte: @ngenelly Jolie*
ciao bello animó!!!

paтana ® dijo...

mi post favorito.....